Obi-Wan Kenobi: Primeras impresiones de la serie

27/05/2022
  • “Obi-Wan Kenobi”, la serie de Star Wars protagonizada por Ewan McGregor, ha llegado a Disney +. Analizamos los primeros episodios del regreso del “Viejo Ben”.

  • Obi-Wan Kenobi ha llegado finalmente a Disney +. Y lo hace por todo lo alto, con el regreso de Ewan McGregor en el papel que Sir Alec Guinness encarnó en la Trilogía Original de Star Wars. Junto a él, Hayden Christensen vuelve también para interpretar a Anakin Skywalker/Darth Vader en este relato ambientado 10 años después de la caída de los Jedi.

    Deborah Chow (directora de algunos episodios de “The Mandalorian” y “Reign”) es la encargada de narrar esta serie que se ubica entre “Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith” y la película original de “La Guerra de las Galaxias” y que, siendo accesoria, se augura como un caramelito para el fandom.

  • La acción de “Obi-Wan Kenobi” arranca tomando ideas de muchas historias del Viejo Canon del Universo Expandido. Es decir, con un Obi-Wan asimilado a la cultura de Tatooine, que pasa desapercibido, como un anónimo ciudadano de clase trabajadora y que usa el nombre de Ben como nueva identidad. De este modo, el viejo Jedi tratará de no llamar la atención en espera de que llegue el momento de entrenar al joven Luke Skywalker. Sin embargo, un giro inesperado de los acontecimientos le hará abandonar su retiro después de más de 10 años sin empuñar el sable de luz.

    Mientras da esquinazo a los temibles inquisidores imperiales, el antiguo maestro de Jedi deberá dejar Tatooine para adentrarse en una Galaxia que ha olvidado o repudiado a su Orden. Sin embargo, cuando su pasado regrese para cobrarse venganza, “Ben” descubrirá que ya no es el caballero Jedi que era y que el paso de los años se ha cobrado su peaje.

    Y hasta aquí la sinopsis. En los siguientes párrafos, intentaremos hacer una reseña de los primeros dos episodios de“Obi-Wan Kenobi”. Lo más libre de SPOILERS posible, eso sí. Aunque ya te decimos que va a ser complicado, porque los tráileres no nos han preparado para el sorpresón que ha supuesto para nosotros el primer acercamiento a la serie.

  • El arte del “saber-hacer”

  • Después del jarro de agua fría y la destemplanza que dividió al fandom con “El Libro de Boba Fett”,  Deborah Chow viene pisando fuerte con su “Obi-Wan Kenobi”, dispuesta a corregir los errores de planteamiento de Filoni y Robert Rodriguez en lo que ya se ha bautizado jocosamente como The Mandalorian 2.5. Aunque, cuidado, en muchos sentidos esta serie tiene un enfoque parecido al de “The Mandalorian”, con elementos narrativos y figuras retóricas que se dan la mano y sobre los que no incidiremos para no hacerte destripes de la trama.

  • En primer lugar, y al plantarnos frente a esta serie, vemos que Disney + está aplicando nuevamente una fórmula propia de Marvel, que se manifiesta en dos vías. La primera, en su formato de género híbrido. “Obi-Wan Kenobi” es una space opera, como todo “Star Wars”, pero toma elementos de otros géneros. No solo el western, que ya vimos en la serie de Mando y Grogu, sino también ingredientes noir y de thriller policial muy bien tomados y que se ajustan a la atrevida propuesta de la directora.

    Por otro lado, la serie tiene nuevamente un montón de referencias y alusiones a otros títulos, interconectando todo a una escala transmedia.

  • A nivel audiovisual, hay guiños a las precuelas, pero también a “The Clone Wars” y “Star Wars Rebels” debido con la aparición del Gran Inquisidor, villano de la primera temporada de este último programa.

    A nivel de cómics y novelas, también hay guiños a la serie de tebeos de “Darth Vader: Lord Oscuro” y a “Los diarios de Obi Wan”, así como a los juegos. Más concretamente, al juego “Jedi Fallen Order”, ya que se nos presenta el relevo de la Segunda Hermana en la jerarquía Inquisitorum Imperial: La Tercera Hermana de Moses Ingram (“Ambulance. Plan de huida”, “Gambito de Dama”).

    Dicho esto, ¿hay que haberse leído y empapado de todo lo que se ha publicado y estrenado sobre “La Guerra de las Galaxias” para disfrutar de “Obi-Wan Kenobi”? La respuesta es no. Sin duda, se le sacará algo más de jugo pero se puede llegar a la serie sin ser un fan de núcleo duro y, encima, gozarla.

    De hecho, casi es mejor no ser fan de núcleo duro para no sacarle pegas al asunto ni hacer odiosas comparaciones con relatos de la anterior continuidad o con el head cannon personal de cada uno. Ya que, avisamos, la serie toca algunos palos y cuestiones desde el principio que podrían soliviantar a los más puristas y radicales del fandom.

  • Ahora, uno de los valores innegables de esta serie es, precisamente, algo que viene trayendo consigo la nueva era Disney de Star Wars. Nos referimos al acercamiento al pie de calle, alejándose de la grandilocuencia y mostrándonos el día a día de aquellos que no son Jedis, pilotos, cazarrecompensas o soldados, solo gente corriente con vidas mundanas. Este elemento, que se echa en falta en la era Lucas, brilla y refulge en “Obi-Wan, elaborando más ricamente el escenario e insuflándole vida.

  • “Hello, there”

  • Ahora, también te decimos: es difícil que la serie hiciera aguas con tanta carne puesta en la parrilla. Y no solo por la colaboración de John Williams y la introducción de su nuevo y excelente tema musical de “Obi-Wan”, cuyo trabajo se compagina de maravilla con el de la compositora principal, Natalie Holt (“Loki”, “Batgirl”). También lo decimos por el reparto.

  • Por el momento NO hemos podido disfrutar de Hayden Christensen desplegando sus talentos actorales como Darth Vader (en lo que esperamos que sea su redención a los ojos de las hordas de fans furibundos de los 2000), pero el trabajo de Ewan McGregor ya es lo más granado de los dos primeros episodios.

    McGregor retoma su papel casi 20 años después, y lo hace demostrando que es una estrella por sí sola, capaz de meterse en cualquier rol. No solo abraza elementos de su Obi-Wan de 2005, sino que lo sofistica y (como ya hiciera en su día) adopta y pule los manierismos y expresiones del difunto Sir Alec Guinness con una capacidad casi camaleónica. Que, además, te llene la pantalla por sí solo, sin comerle espacio a sus compañeros y dejándolos brillar demuestra también una enorme generosidad como actor y profesional.

    Hecha esta consideración, debemos aclarar que no se debe ningunear a nadie del elenco. Más bien todo lo contrario. Por ejemplo, el propio Joel Edgerton presenta y defiende un dignísimo Tío Owen, que en perspectiva encaja perfectamente con su encarnación en “Una Nueva Esperanza”, rellenando los vacíos argumentales dejados por George Lucas.

  • Pero hay más casos de brillantes actuaciones. En particular, el de la jovencísima Vivien Lyra Blair, que parece pasárselo de miedo en su papel (sobre el cual no te hablaremos para no hacer spoilers), pero cuya caracterización es muy top. Solo diremos que la muchacha promete y que merece la pena seguir atentamente su carrera.

    Ahora, en contrapunto, hay que reconocer que, precisamente, sus escenas son las más forzadas a nivel de dirección. Entendemos que esto se debe a la dificultad de rodar con menores y a la necesidad de la directora de crear tensión en estas secuencias. Con todo, salvo que se sea muy tiquismiquis, son defectos menores que no ensombrecen el resultado.

    Concluimos. “Obi-Wan Kenobi” arranca muy bien y esperamos que los próximos episodios aguanten el órdago dramático y de espectáculo que hemos tenido en los primeros capítulos. De no ser así, se nos podría aguar mucho un hype que ha quedado ya por las nubes y que augura una serie que podría no solo tutearse con “The Mandalorian” sino mirarla por encima del hombro si se lo propone. El tiempo lo dirá.

  • Tan solo nos queda recordarte que en Akira Comics somos unos fans letales de Star Wars y de la Galaxia creada por George Lucas. Nos papeamos todas las novelas, cómics y libros de la Saga que llegan a nuestras manos. ¡Y su merchandise nos vuelve locos! Si a ti te pasa lo mismo, te invitamos a unirte a nuestra comunidad de amigos y que vengas a visitarnos a nuestra tienda. ¡Te estaremos esperando!

Jesús Delgado


Periodista y fan de la vieja escuela. Comicófilo, seriéfilo y cinéfilo de pro. Donde los demás encuentran placer y ocio, yo además obtengo trabajo. Si tiene páginas y viñetas, puedo leerlo y analizarlo.

¿Quieres ser el primero en dejar tu opinión?

Regístrate con nosotros y así podrás crear tus comentarios, contar tus experiencias y participar en nuestro blog.

Buscar entradas

Últimas entradas

  • Catedrales en el cómic

    23/01/2023
    Catedrales en el cómic | Akira Comics  - libreria donde comprar comics, juegos y libros online
    La zona de cómic europeo de Akira Cómics se ha convertido en una catedral: Notre-Dame du BD. Hoy repasamos la presencia de estos edificios en el cómic...
  • ¿Quién es Garth Ennis?

    09/01/2023
    ¿Quién es Garth Ennis? | Akira Comics  - libreria donde comprar comics, juegos y libros online
    Hoy te contamos la vida y obra de Garth Ennis, guionista de cómics como “Predicador”, “The Boys” o “Hellblazer”.

Este sitio web almacena datos como cookies para habilitar la funcionalidad necesaria del sitio, incluidos análisis y personalización. Puede cambiar su configuración en cualquier momento o aceptar la configuración predeterminada.

política de cookies

Esenciales

Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.


Personalización

Las cookies de personalización permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.


Análisis

Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.


Marketing

Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.