John Buscema: retrato del artista

09/04/2018
  • John Buscema fue uno de los dibujantes más importantes de Marvel en su Edad de Plata. Analizamos la figura de este artista clave de La Casa de las Ideas. Sin él, Conan el Bárbaro, Estela Plateada y otros personajes no serían lo mismo.

  • Hoy dedicamos una entrada a uno de los grandes artistas de Marvel Comics. Se trata de una figura de enorme trascendencia en la producción de cómics del último tercio del siglo pasado: John Buscema.

    A los que no estén familiarizados con la figura de Buscema, este nombre les sonará, aunque sea de oídas. Y lo hará junto al de su hermano menor Sal Buscema, John Byrne, Neal Adams, Jack Kirby y otros personajes ilustres de la industria del cómic de los años 60 y 70.

    Y es que, amigo lector, John Buscema es, efectivamente, un hito a tener en cuenta. Sobre todo si quieres entender las grandes series de Marvel, especialmente en la década de los 70, un periodo en el que este dibujante alcanzó su esplendor.

    Sin embargo, no nos adelantemos, vayamos por partes. Empecemos por el principio.
  • Un hijo de Brooklyn, en Marvel

  • John Buscema nació en el barrio neoyorquino de Brooklyn en el seno de una familia de inmigrantes italianos el 11 de diciembre del año 1927. Su nombre civil era Giovanni Natale Buscema.

    Como hijo de su tiempo, Buscema creció con los cómics de la Edad de Oro, entre los que destacaban títulos como “El Príncipe Valiente” de Hal Foster y el “Flash Gordon” de Alex Raymond, entre otros.

    El interés despertado por estas historietas en la mente del futuro dibujante, hizo que éste se planteara seguir los pasos de los grandes artistas de la época. Tanto autores de cómic como ilustradores de la industria publicitaria serían sus referencias más claras en esta etapa.

    Hacia los años 40, Giovanni se graduó en el Instituto de Arte y Música de Manhattan. Mientras atendía clases nocturnas, aprovechó su pasión por el boxeo como marco para realizar algunos de sus primeros encargos pagados. Gracias a sus dibujos de boxeadores, en 1948 pudo entrar en la industria del cómic, la cual en pocos años se enfrentaría a una crisis.

    Tras dar algunos bandazos realizando trabajos para distintos pagadores, entró en Timely Comics, la futura Marvel. Allí fue puesto al cargo del hombre que lo cambiaría todo.

    Ese mismo año, lanzó su primer trabajo firmado, la historia titulada "Till Crime Do You Part" (“Hasta que el crimen nos separe”), que apareció en las páginas del número 3 del magazine “Lawbreakers Always Lose”.

    Temporalmente, el autor se desvinculó del mundo editorial para servir en el ejército de EEUU. Sin embargo, tras serle diagnosticada una úlcera péptica, sería licenciado. Resulta irónico que precisamente sus males estomacales le acompañaron el resto de su vida.

    Durante la siguiente década, Stan Lee y Buscema colaboraron en varias ocasiones en la renombrada Atlas Comics. Junto a otros autores y en diferentes encargos, Buscema capeó la dura crisis editorial generada a raíz de la publicación de “La seducción del inocente”, un panfleto pseudo-científico que denunciaba los cómics como productores destinados a la perversión intelectual y emocional de la infancia (o poco menos).

    En 1953, Giovanni contrajo nupcias con Dolores, quien sería su esposa para el resto de su vida. Con ella tuvo dos hijos, John y Diane. En este periodo, su producción se limitó a trabajos relativos a historias de vaqueros, alienígenas, y más notoriamente, una biografía de 8 páginas sobre el Presidente Eisenhower.

    La mayor parte de su producción artística durante este periodo la realizó como freelance para editoriales y para agencias. Quizá el más importante sería el realizado para la película “Operación Trueno” (1965), para la que realizó el cartel, así como los storyboards.

    Sin embargo, algo se cocía en las oficinas de Atlas: un cambio que inmortalizó su nombre junto al de otros muchos autores.
  • Make me Marvel!

  • En 1966, Buscema fue llamado de nuevo al redil. Marvel Comics había despegado gracias a la nueva hornada de superhéroes: Los Vengadores, los 4 Fantásticos, Spider-man…  Su trabajo aún era recordado en la editorial, por lo que se le confiaron algunos encargos menores: una aventura de Nick Furia, otras de Hulk…
  • Finalmente, se le adjudicó el papel de dibujante de “Los Vengadores” en 1967, a partir del número 41 de la colección. La fuerza de su trazo llamó la atención del guionista y futuro editor jefe, Roy Thomas. Thomas decidió explotar el talento de su nuevo colaborador, que se convirtió en un valor en alza en la editorial en los siguientes trece años.

    Sus exageradas perspectivas, la musculatura de sus héroes y también el tipo de arquitectura que realizaba eran los signos reconocibles de su trabajo. Y acabaron convirtiéndose en signos de identidad de la editorial.

    Su peso fue tal que pronto se encontró dibujando varias series al mes, teniendo que tirar de colaboradores para entintar. Entre ellos, su menos notorio hermano, Sal Buscema.

    La marcha de Jack Kirby en 1970, cuyas causas ya os contamos en la biografía de este autor, significó el auge de Buscema como primera espada de la editorial. Así, se hizo cargo de colecciones como “El Poderoso Thor” o “Los 4 Fantásticos”.  Pero su momento de mayor esplendor llegaría en 1973.
  • Ese año, Roy Thomas y él comenzaron su colaboración en los cómics de Conan el Bárbaro, cuyos derechos adquirió en esa década Marvel. Tras suceder a Barry Windsor-Smith al frente de la serie, Buscema sería además puesto a los lápices de la serie de “La espada salvaje de Conan”. De esta última, dibujaría hasta la friolera de 100 números.

    A lo largo de la década, Buscema se encargó de otros personajes, como Nova, Howard el Pato o Ms Marvel. Todo ello, mientras ejercía de profesor y director de una escuela de arte que abrió a su nombre.

    Como uno de los principales manuales de referencia para estudiantes publicó en 1978, en colaboración con Stan Lee, el libro “How to Draw Comics the Marvel Way” (“Cómo dibujar cómics al estilo Marvel”).
  • Turbios años 80

  • En los años 80, Stan Lee urgió a la editorial Marvel a crear una versión femenina de Hulk, debido a la popularidad de la serie de acción real de Lou Ferrigno. En un intento de evitar que alguien licenciara la contrapartida femenina del gigante esmeralda, Lee y Buscema dieron forma a Hulka (She-Hulk, en el original).
  • Poco después abandonaron las series de superhéroes para centrarse principalmente en los cómics de Conan. Sin embargo, no abandonaron encargos puntuales de enorme calidad, como fueron el segundo crossover de Superman y Spider-man, o la adaptación a cómic de “Indiana Jones: En busca del Arca Perdida”.

    Esta última no sería la única adaptación de una película que haría en esta década: “Dentro del Laberinto” y “Conan el Destructor” serían otros dos de estos trabajos memorables.

    A mediados de la década, tras 14 años en las series del bárbaro cimerio, Buscema abandonó también Conan. Y entre 1985 y 90, sería el dibujante regular de Los Vengadores, en tanto colaboró con Klaus Janson en los primeros números de la serie regular de Lobezno. Y volvió a cruzar sus camino con Stan Lee para la ejecución de la novela gráfica “Silver Surfer: Judgement Day”.
  • El ocaso de Buscema

  • A principios de los 90, Buscema y Thomas regresaron a “La espada salvaje de Conan, aunque solo durante 20 números. Los 90 son ya un periodo de decadencia para este artista, que, a pesar de su actividad, comenzaba a evidenciar cierto cansancio. Prueba de ello es que, poco a poco, iría aceptando solo encargos puntuales para números o arcos argumentales concretos, o bien novelas gráficas, como “El Castigador: Un hombre llamado Frank Castle”.

    Prácticamente retirado desde 1996, en el año 2000 trabajó por vez primera en toda su carrera para DC Comics. Lo hizo realizando algunos trabajos para la antología Batman: Black and y White y terminando el cómic “Superman: Blood of my Ancestors”, que Gil Kane incluso dejó al sobrevenirle la muerte.

    Poco después falleció en enero de 2002 debido a un cáncer de estómago que se le había diagnosticado desde hacía un tiempo. Su muerte sacudió el mundo del cómic. Como muestra de reconocimiento a su labor en la industria, fue enterrado con una pluma en la mano.
  • Y esta es la historia de John Buscema. ¿Qué te ha parecido? ¿La conocías? ¿Conoces algún otro dato curioso? Compártelo con nosotros en los comentarios.

  • Imágenes | Akira Cómics.

El Staff


Akira Cómics es la librería especializada en cómics, manga, juegos y fantasía con más personalidad del panorama nacional y a nivel internacional pertenece al grupo de librerías ganadoras de un Eisner así como la organización internacional de librerías de cómics ComicsPRO.

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto