Stan Lee: 95 años del “Papá” de Marvel Comics

02/01/2018
  • Stan Lee cumple 95 años el 28 de diciembre 2017. El co-creador de Marvel Comics se acerca al centenario, con la popularidad de la editorial y los superhéroes que nacieron en ella por las nubes. Repasamos su vida y carrera en este artículo.

  • Anota la fecha: 28 de diciembre de 1922. No, no se trata de ningún Día de los Inocentes en modo alguno especial, nada más lejos de la verdad. Es la fecha de nacimiento de Stanley Martin Lieber, alguien a quien seguro conocerás más por su actual nombre legal: Stan Lee.

    Ahora, que si tampoco conoces a Stan Lee, el guionista más influyente de Marvel Comics, y posiblemente responsable de orquestar la que se orquestó –la llegada de los 4 Fantásticos, Spiderman, el nacimiento de Los Vengadores, la bomba que dotó a Hulk de sus poderes y el regreso del Capitán América de entre los muertos (entre otras historias)–, entonces mal vamos.

    O quizá no, quizá has venido al lugar idóneo y vamos por el camino idóneo para presentarte a Stan Lee, contarte quién es y cuál fue su papel en todo lo que conocemos como Marvel, más allá de ser ese vejete entrañable que aparece en casi todas las películas de los superhéroes, como si estuviera aforado a ellos (que quizá lo esté, ojo).

    En los siguientes párrafos vamos a hablarte de Stan Lee, quién es, de dónde surgió, cómo se consagró en guionista estrella de Marvel Comics y su cara más visible, lo que le debemos los fans de los Spidey, Los Vengadores y el resto de héroes de la Casa de las Ideas y, quizá, contemos alguna de sus miserias. Porque errar es humano, por mucho que seas Stan “The Man” Lee.
  • Excelsior!

  • No es una casualidad que Nueva York sea el escenario de la mayor parte de las aventuras de los superhéroes de Marvel Comics. Stan Lee, como su colega Jack Kirby (el otro padre de Marvel, junto al cual firmó varios de sus mejores cómics), era nativo de la Gran Manzana. De ahí que su ciudad en esencia sea otro personaje de los cómics, algo que transpire en la forma misma de entender el Universo Marvel.

    De hecho, fíjate si Stan Lee lleva Nueva York en los huesos, aunque ahora resida en California, que incluso su propia coletilla es un tributo a la urbe. Y es que, cuando los editoriales y las cartas a los lectores los firmaba Stan, estos eran un conducto personalísimo entre el escritor y los fans. De ahí que buena parte de estas secciones acabaran firmándose con una única línea: Excelsior!

    ¿Pero qué es Excelsior? Ni más ni menos que el lema que aparece inscrito en una banda a los pies de la bandera de la ciudad de Nueva York, cuya imagen puedes ver justo aquí abajo.
  • Y ahora, tras hablar de esta curiosidad, podemos ya hablarte de la obra y milagros de Stanley.
  • El autor de las otras grandes novelas americanas

  • Stan comenzó trabajando en lo que consideramos producciones literarias a muy temprana edad en Manhattan. Aunque más bien podríamos decir que eran obituarios y notas informativas para el diario del Centro Nacional de Tuberculosis. Un humilde comienzo para alguien que desde que asistía a su escuela en el Bronx soñaba con convertirse en el autor de la próxima gran novela americana.

    Mientras alcanzaba la madurez, siendo aún un adolescente, su tío Robbie Solomon lo introdujo en el mundo de las revistas y de los cómics, en Timely Comics, editorial que en los 50 se convertiría en Atlas y en los 60, lo has adivinado: Marvel Comics.

    Con apenas 18 comenzó a trabajar para Joe Simon, co-creador del Capitán América junto a Jack Kirby, quien por entonces era el editor de las publicaciones. Stan fue asignado a pequeños encargos que al principio eran más bien de botones.
  • Pero en 1941 se le encargaría su primer guión para una de las historias del “Captain America Comics” #3. En dicho número, firmaría como Stan Lee (reservándose su verdadero nombre para alguna obra de más lustre, o eso esperaba él) e introduciría el concepto del escudo del Capi rebotando contra paredes y objetos para desarmar a sus enemigos.

    Poco después crearía a su primer personaje, El Destructor, uno de los héroes clásicos de esta “Edad Dorada de Marvel”, al tiempo que colaboraba en la creación de nuevos héroes y villanos.

    La salida de Simon y Kirby de Marvel, debido a disputas internas con la directiva de Timely, le valió convertirse de manera temporal (con apenas diecinueve primaveras) en editor interino. No obstante, la II Guerra Mundial supondría un paréntesis en su carrera, como en la de muchos de sus coetáneos.

    En lugar de ir al frente, Stanley Lieber se unió a la retaguardia, sirviendo durante la guerra en el Cuerpo de Señales de las Fuerzas de Defensa. Esto es, en comunicación y propaganda. Por un lado, no solo tendría que aprender a reparar vías de comunicación, teléfonos y telégrafos, sino también desarrollar una faceta de publicista que le vendría  muy bien posteriormente.
  • El renacimiento del superhéroe

  • Al acabar la guerra, Lee regresó a Timely, pero como guionista jefe. Su oportunidad como editor voló, en tanto la editorial cambiaba de nombre a Atlas Comics.

    Debido al Comic Code y a la censura, los superhéroes entraron en decadencia. Durante estos años, Stan Lee, como muchos otros, limitó su producción creativa a historias de romance, vaqueros, aliens o cualquier cosa que demandara su editor Martin Goodman.

    Hastiado cada vez más de la situación, en la que no acababa de poder escribir aquella novela revolucionaria que tenía en mente, el guionista vio cómo el vaso de su paciencia se colmaba cuando Goodman trató de emular a la competencia, la DC Comics de Julius Schwartz, que estaba haciendo su agosto con “La Liga de la Justicia de América”.

    En 1961, Goodman le encargó rescatar a Los Invasores, al Capitán América, la Antorcha Humana original, Namor, etc… para contrarrestar a DC en ventas. Contrariado, Stan regresó a casa decidido a aceptar este último encargo y dejar el mundo del cómic para siempre.

    Su mujer Joan le sugirió que ya que lo iba a dejar, lo hiciera a su modo, con ideas que había tenido en la cabeza, como la de tomar a gente como los vecinos, seres humanos corrientes, como modelo para los súpers.

    Joan no lo sabía, pero se acababa de convertir en la madre de Marvel. Su idea fue tomada por Stan, quien junto a su dibujante estrella, Jack Kirby, le dio al mundo el primer supergrupo moderno: Los 4 Fantásticos, un grupo que antes que héroes eran seres humanos, amigos y familia, con problemas mundanos, que discutían entre sí y que llegaban a ser disfuncionales.
  • A estos les siguieron Hulk, Iron Man, el Hombre Hormiga, el Poderoso Thor…. Todos ellos héroes que tenían una cosa en común: eran vulnerables y humanos, teniendo que compaginar sus proezas con problemas de la vida real.

    Sin embargo, se llevaría la palma a finales de 1962 con la aparición del primer superhéroe adolescente, cuya vida privada era un desastre, con problemas familiares y una difícil conciliación de su carrera como héroe con su tránsito a la madurez. Había llegado El Asombroso Spiderman, que Lee y Ditko acabarían por convertir en uno de los puntales de la editorial.

    Gracias a esto, Marvel comenzaría a crecer y no sólo a competir con DC Comics, creando clubs de fans y propulsando a los autores casi al estatus de celebridades, apareciendo incluso en programas radiofónicos.

    Gracias a esta renovada popularidad de los superhéroes, Lee logró ablandar el hasta entonces férreo Comic Code que impedía a los cómics de superhéroes tratar temas como la sexualidad o las drogas.

    Sin embargo, tras más de 10 años ayudando a levantar este universo en calidad de guionista, showman y cara más visible de Marvel, Lee se bajó del caballo y dejó su faceta creativa en manos de la siguiente generación. Hacia 1972 comenzó a ejercer de editor de Marvel.
  • Etapa crepuscular

  • Después de aquello, Stan Lee, quien ya había adoptado dicho nombre como oficial a todos los efectos, se dedicó a potenciar la imagen de Marvel.

    Y salvo su colaboración con Buscema en la creación de “Hulka” y el trabajo de colaboración con Kirby en 1978 para “Estela Plateada”, el otrora escritor se dedicó principalmente a promocionar la marca, sobre todo en medios audiovisuales como series de acción real o dibujos animados. Esto le consagraría como celebridad de la cultura popular americana.

    Aun así, la chispa se mantendría e incluso en la pasada y presente décadas, entre cameo y cameo en películas de superhéroes y a pesar de su avanzada edad, Stan Lee tendría tiempo para colaborar en diversas series como “Just Imagine...”, en las que reimaginaba a los grandes héroes de DC Comics en sus propios presupuestos: Superman, Batman, Wonder Woman, Green Lantern, The Flash… y los manganime “Karakuridôji Ultimo” y “Heroman”.

    Actualmente, aunque nos ha dado algún que otro susto y ya ha anunciado que no volverá a ir a más convenciones de cómic por motivos de salud, Stan Lee se mantiene tan sano como lúcido, apareciendo en todas las películas de superhéroes Marvel que le dejan.
  • Y le oímos también en dibujos animados y películas de animación, tales como “Ultimate Spiderman” o “Big Hero-8”, encarnando al mítico agente de SHIELD Stan “el conserje” y al padre de uno de los protas, respectivamente.

    Y hasta aquí llegamos con nuestra pequeña biografía sobre Stan Lee, en la que nos hemos dejado, al final, alguna que otra cosa en el tintero. No era cuestión de abarcar tanto en tan pocas líneas.

    Pero si quieres saber más sobre “The Man” o cualquier otro autor, sabes dónde encontrarnos: en Akira Cómics en donde nuestro personal estará encantado de atenderte y orientarte acerca los mejores cómics de tus guionistas y dibujantes favoritos.

    Imágenes | Marvel Cómics.

El Staff


Akira Cómics es la librería especializada en cómics, manga, juegos y fantasía con más personalidad del panorama nacional y a nivel internacional pertenece al grupo de librerías ganadoras de un Eisner así como la organización internacional de librerías de cómics ComicsPRO.

Buscar entradas

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto